XXX

Un país.

( Poemas publicados bajo el seudónimo de Golem. )

Un país.

Sentir en la sangre

la indiferente promesa

de la ciudad anónima.

Saberse aire, después humo, después nada,

la marca celeste que deja un avión

distinto a cualquier pájaro,

lo que lleva el río a ninguna parte,

algo muerto que flota convertido en flor.

una cara más

en cualquier puerto

de cualquier ciudad

con barcos de velámenes roídos;

saberse eso,

nada.

Vivir o

creer vivir,

lacerar las puestas de la tarde,

ser grillo en su esférica guarida;

ahogado llanto musical,

verde grito,

inapelable cárcel.

Lámparas,

lejos,

muy lejos donde el sol no llega,

donde la luna fenece soledades,

lámparas.

Un país de lámparas,

un país de luz nocturna,

de negro sol,

de siempre noche,

un país de lámparas…

para alumbrar al niño que ya no somos.

Un país,

para que viva el Golem.


_golem_

Copyright ©Gustavo Cavicchia.
-Todos los derechos reservados.

Wally.
Salva un árbol escribe en papel virtual.
Apoemas.

No hay comentarios:


XXX