XXX

La espera.

LA ESPERA.

_______________Cada vez es más amarilla la tarde.
_______________No sé si Dios la prende fuego.

_______________Yo no sé nada_
_______________
Los pájaros siguen una ruta laboriosa en el cielo sucio de aviones.
_______________La calle deja caer su maquinaria simple en la vereda rota.
_______________Alguien dibuja con apurada caligrafía de beodo una pared;

______________...forma el orín cementerio de soles
_______________en la secreta acequia que alimenta
_______________los árboles de un verde alto y puro.

_______________La mujer junto a un hombre de anteojos negros
_______________busca en su bolso el numen que brilla metálico
_______________en los negros ojos del niño que vende estampas;

_______________rueda de la mano blanca
_______________a la pobre mano la moneda.

_______________Pasa un simulacro de tranvía que
_______________no engaña a los turistas alemanes (ni a nadie);

_______________él que ríe toma una fotografía.

_______________Se prende la primera serie de inútiles luces.
_______________La ciudad suelta su oscura cabellera india.

__________________ _ “¿Vendrá?”_ Pregunto al dios de los relojes.
__________________ _ “¡Vendrá!”_ Responde (igual que hace una hora).

_______________Yo le creo.

_______________Pido el tercer café.
_______________Miro esa gran nube de tormenta.
_______________Forma trasatlánticos rosas en los celestes astilleros del aire.



_________-__08/01/2010


Copyright ©Gustavo Cavicchia.
-Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

Tuti dijo...

Voy por el cuarto (café) y sigo maravillada de esta fortaleza que escribes envuelta en caracteres poéticos de gran escala.

Te admiro y quiero siempre mi Gus.

Abrazos,

Anna Francisca

Gustavo Cavicchia dijo...

Hola Anna, muchas gracias por tu comentario.
Yo quería que este poema fuera una piedra, un puño solido y a la vez dejara una queja, mostrara algo que duele mientras al personaje le van pasando pequeñas cosas durante la espera, de esa manera la ciudad se muestra tal como es.
De nuevo gracias. Un beso grande para vos.

Chusku dijo...

Por lo menos tenés la buena costumbre de que sea café.
Después de la tercera ginebra, tal vez vino y no la viste... jajaja Saludos Che


XXX