XXX

INMORTAL

Inmortal.

Éste es mi espacio,
por donde te miro siempre.

Ésta es mi alma.
Éste es mi cuerpo,
basurero de palabras
malditas por tus labios.

He cruzado la montaña.
He mirado las serpientes milenarias,
tragarse el universo que soñabas.
Porque éste es mi espacio,
una puerta cerrada a cal y canto,
la última piedra que guardo.

He tocado en el abismo
melodías de gitanos,
poseídas,
mágicas,
en el calor de la mañana enrojecida.

He rozado en la espesura,
la imagen
de mi dios gastado,
oculto en el laberinto de tu rostro.

He bebido con el vino la cicuta
de tu amor que ya no canta
y bajo la piel de millones de años necesarios,
he sido hombre
anhelante en el festín de los abrazos.

Yo soy la llama
que sabe esperar con la paciencia de la roca.
Porque detrás de mí,
no hay nada.
Porque después de mí,
no hay nada.



04/08/2007



Copyright ©Gustavo Cavicchia.
-Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

Claudieta dijo...

Absolutamente precioso.
No hay nada si no se tiene una única cosa........
Un beso

kngsuggar dijo...

Un gran poema Gustavo, felicidades por tu espacio, no lo conocía y la curiosidad que es la ruta que lleva a todas partes, me ha traído.

Saludos

Anónimo dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/William_S._Burroughs


XXX